*** Luz ***

El atardecer preludio de paz,

muere el día llega la oscuridad.

El día entrega su luz anclándose,

en la intrínseca profundidad,

esta se diluye como espejo negro,

en las sombras oscuras,

oculta la luz en silencioso refugio,

de profunda inmensidad.

Llega el alba cabalgando en su sol,

evaporando el negro mar,

Deseo y voluntad abren las puertas,

para la luz eterna rescatar.

La llave así prevalece y renace el día

que nos ha de exaltar…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s